6 Formas De Pagar Tus Deudas (Con Ejemplos)


Tener muchas deudas es malo para tu salud. Foto por Andres Rueda
En este artículo, encontrarás un análisis detallado de las diferentes estrategias que puedes utilizar para pagar tus deudas. Estas estrategias benefician (o perjudican 😉 ) principalmente a aquellos deudores que tienen varias deudas acumuladas, aunque quienes solamente tienen una deuda también pueden aprovechar algunos de sus beneficios.

Estrategia de Costo Mínimo

También conocida como “Estrategia Financieramente Correcta”. Esta estrategia es la más racional de todas. Matemática y financieramente tiene sentido.

Consiste en pagar primero las deudas que tengan una tasa de interés más alta. Es decir, pagar primero las deudas que extraen más dinero del bolsillo del deudor por medio de intereses. El siguiente es un ejemplo simplificado que muestra el proceso de pago de una serie de deudas utilizando esta estrategia:

Existe un deudor, Raymundo Cruel, con las siguientes deudas:

Deuda A – Saldo: $8,000 – Pago Mínimo: $88.82 – Tasa de Interés: 6%
Deuda B – Saldo: $10,000 – Pago Mínimo: $100.06 – Tasa de Interés: 3.75%
Deuda C – Saldo: $45,000 – Pago Mínimo: $545.97 – Tasa de Interés: 8%

Todas las deudas son pactadas a 120 meses. El total de los pagos mínimos de cada mes es de $734.85 y adicionalmente, Raymundo tiene $500 que puede utilizar para aumentar la cantidad pagada a sus deudas haciendo un total de $1234.85.

Siguiendo la Estrategia de Costo Mínimo, Raymundo debería pagar las deudas en este orden:

Deuda C – Deuda A – Deuda B.

Raymundo paga todos los pagos mínimos y aplica los $500 extras a la Deuda C hasta terminar de pagarla. Esto ocurre después de 51 meses. Durante este tiempo Raymundo hizo los pagos mínimos de las otras dos deudas por lo que los nuevos saldos son:

Deuda A – $5,172.14
Deuda B – $6,201.92
Deuda C – $0

Luego, Raymundo paga la Deuda A. Para esto, mensualmente paga $1134.79 (pago mínimo de la Deuda A + pago mínimo de la Deuda C + $500 extras). Luego de 5 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $5,795.99
Deuda C – $0

Finalmente, Raymundo paga mensualmente $1234.85 para terminar de pagar la Deuda B en otros 5 meses. En total, Raymundo pagó todas sus deudas en 61 meses

El principal beneficio de esta estrategia es que la deuda más cara (Deuda C con 8% de interés anual) se termina de pagar primero por lo que la cantidad de intereses que se deben pagar se reducen lo más posible.

Al final, Raymundo pagó:

Deuda A – $10,207.77
Deuda B – $11,777.61
Deuda C – $53,344.47
Total – $75,325.85

Estrategia “Bola de Nieve”

También conocida como “Estrategia Financieramente Incorrecta pero Efectiva”. Bola de nieve no hace relación a un postre, sino a que el volumen de los pagos a las deudas va creciendo con el tiempo. Gana momentum y tamaño igual que una bola de nieve bajando una colina.

Consiste en pagar las deudas que tengan un saldo menor primero, independientemente del costo de la deuda. Es decir, indepentientemente de la tasa de interés.

El principal beneficio de esta estrategia es que el deudor rápidamente puede sentirse orgulloso de sí mismo debido a que la cantidad de deudas se reduce rápidamente desde el inicio. Es un tipo de gratificación psicológica muy poderosa. Lamentablemente, es el mismo tipo de gratificación psicológica que probablemente lo llevó a estar tan endeudado. “Compre este televisor HOY y haga su primer pago hasta dentro de SEIS MESES”.

El siguiente ejemplo muestra el proceso de pago de la misma serie de deudas mencionado antes:

Si Raymundo Cruel, nuestro deudor invitado, decide pagar sus deudas utilizando la Estrategia de Bola de Nieve el orden de pago de las deudas sería el siguiente:

Deuda A – Deuda B – Deuda C.

Raymundo paga todos los mínimos y aplica los $500 extras a la Deuda A. Luego de 15 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $8,944.94
Deuda C – $41,133.13

Luego, Raymundo utiliza $688.88 mensualmente para pagar la Deuda B. Luego de 14 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $0
Deuda C – $37,159.24

Finalmente, Raymundo utiliza $1,234.85 mensualmente para pagar la Deuda C. Luego de 34 meses todas las deudas han sido pagadas.

Es importante notar que el tiempo total de pago de las deudas con la Estrategia de Bola de Nieve es de 63 meses. 2 meses más que con la Estrategia de Costo Minimo.

Adicionalmente, lo que Raymundo pagó fue:

Deuda A – $8,832.30
Deuda B – $11,142.22
Deuda C – $57,818.03
Total – $77,795.55

Raymundo habría pagado $2,469.70 más utilizando esta estrategia que utilizando la Estrategia de Costo Mínimo, así que ¿cuál es el beneficio?

Con la Estrategia de Costo Mínimo la primera deuda es finalizada luego de 51 meses de espera. Mucho más tiempo que los 15 meses de la Estrategia de Bola de Nieve. Esa larga espera podría hacer que el deudor se desespere y cometa algún error como ya no pagar más dinero extra a la deuda. Por otro lado, el mayor intervalo de tiempo entre “deudas finalizadas” con la Estrategia de Costo Mínimo, son los 51 meses iniciales. Con la Estrategia de Bola de Nieve son 34 meses.

Estrategia de Pagos Mínimos

También conocida como “Bola de Nieve Inversa”. Esta estrategia se basa en cada mes pagar únicamente el pago mínimo de todas tus deudas. Es la forma más segura de garantizar que el banco siempre tendrá ingresos. Es como la estrategia “Bola de Nieve” con la diferencia de que esta vez, el deudor intenta empujar la bola de nieve colina arriba.

Muchas de las personas que reportan “sentir que las deudas no disminuyen” o que “los intereses los están comiendo”, utilizan esta estrategia.

Concluiré en que este método es el menos efectivo y lamentablemente, el más popular.

Estrategia de Consolidación

También conocida como “Uno para todos y todos para uno”. La ejecución de esta estrategia consiste en que una sola entidad financiera absorba todas tus deudas bajo una sola cuenta, a una tasa de interés favorable para ti.

En algunos casos la nueva entidad financiera requerirá que se “asegure” la nueva deuda. Esto significa que por medio de un contrato, el deudor les “asegura” que les dará su casa/automóvil si no paga.

En otros casos la nueva entidad financiera puede requerir que se le paguen cuotas especiales, fijas o variables, por la consolidación. Por este motivo, es importante que el deudor entienda muy bien los términos de la consolidación, ya que una mala decisión podría causar que la nueva deuda consolidada aumente en el largo plazo, aunque se reduzcan los pagos mensuales.

Estrategia de Renegociación

También conocida como “Regateo”. Consiste en buscar voluntariamente mejores condiciones de pago con la entidad financiera que presta el dinero. Estas mejores condiciones pueden ser: menor tasa de interés, tasas de interés fija, cambio del plazo de pago, etc. De hecho, en muchos casos de consolidación de deudas lo que la entidad financiera que consolida hace, es renegociar las deudas en nombre del deudor.

Las entidades financieras pueden darte las condiciones que buscas facilitando así el pago de la deuda. Los beneficios de una Renegociación pueden combinarse con otras estrategias, especialmente Costo Mínimo y Bola de Nieve.

Estrategia de Ausencia de Pago

También conocida como “La Última Opción” o “El Descaro”, dependiendo de la intención del deudor que ejecuta la estrategia. Esta estrategia consiste en no realizar más pagos, obligando al prestamista a ofrecer tratos favorables a los deudores para finalizar las deudas. Esta es la estrategia con más repercusiones negativas para el deudor. Generalmente van acompañadas de demandas, embargos, malas referencias crediticias en burós de crédito, etc.

Hay dos motivos por los que un deudor puede recurrir a esta estrategia. El primero, es cuando la situación financiera del deudor no permite más gastos que los absolutamente necesarios para el sustento personal y/o familiar. Por lo tanto, decide no utilizar más dinero para pagar sus deudas.

El segundo motivo, es cuando un deudor irresponsablemente aprovecha las posiblidades de renegociación para deshacerse de parte de su deuda. Generalmente, esta estrategia se convierte en el modus operandi natural de estas personas. Se endeudan mucho, dejan de pagar, buscan una renegociación, pasan un tiempo “limpios” para que alguna entidad financiera vuelva a confiar en ellos y repiten el ciclo.

Conclusión

Sin importar el orígen o nivel de endeudamiento que tengas, estas son las opciones que tienes. La decisión es tuya. :)

¿Has utilizando alguna de estas estrategias? ¿Cuáles han sido tus experiencias? ¿Agregarías alguna forma más creativa para pagar tus deudas? ¡Compártelo en los comentarios!