Economía Familiar para Padres de Gemelos

Este es un artículo invitado escrito por Franck Scipion, autor del blog Ingresos Al Cuadrado, y feliz papá de mellizas.

Cuando Víctor me propuso escribir en su blog sobre un tema de finanzas personales, reconozco que la verdad es que al principio lo pensé un poco, porque yo no soy ningún experto en temas de finanzas, sean para empresas o para familias. Pero luego pensé un poco en mi propia historia y entonces sí, me di cuenta de que compartirla con el público del blog de Víctor podía llegar a ser interesante.

Tu vida puede cambiar del día a la mañana

Te quiero contar hoy cómo a finales de 2007 mi vida cambió cuando de repente mi mujer me anunció que en vez de tener un hijo íbamos a tener dos. Mis dos chicas que se llaman Luna y Mar, y me han cambiado la vida, por supuesto para bien. Eso de tener hijos y una familia es un regalo de Dios y desde que han nacido las niñas puedo disfrutar de su alegría y de su energía día tras día.

Pero también es cierto que el hecho de pasar de repente, de una situación de vivir en pareja a llegar a ser padres por partida doble, es un tema que tiene un impacto muy fuerte en tu vida. Bien, como te estaba contando, a finales de 2007, con mi mujer Mayte vivíamos en el centro de Madrid, en un piso pequeño pero súper céntrico. Y podíamos disfrutar de todos los placeres de vivir en el centro de una capital: amigos, ocio y cultura.

Cuando me anunció que íbamos a ser padres de mellizas empecé poco a poco a reflexionar sobre esta nueva realidad y rápidamente tomé una primera decisión.

En aquel entonces estaba trabajando en mi propio negocio que había montado con un socio. Y la verdad es que el negocio funcionaba, pero tampoco había acabado de despegar, aunque ya tenía 4 años y habíamos pasado ya lo más difícil. La verdad es que yo no estaba feliz con el negocio. Y cuando se te plantea una noticia como ésta, te ayuda a tomar decisiones. En ese entonces tuve claro que era el momento de pasar a otra etapa y decidí volver al trabajo por cuenta ajena. Volví a ser empleado.

En poco más de tres meses, conseguí un nuevo trabajo nuevo, cambié de piso y pudimos mudarnos a un nuevo piso menos céntrico en Madrid, estamos acá al lado del Aeropuerto. Es un piso mucho más grande, tiene tres habitaciones. Antes solamente teníamos dos. Conseguimos entrar aquí antes del parto, cosa que era muy importante para nuestra tranquilidad. Y un domingo por la mañana, el 3 de agosto del 2008, fuimos al hospital para darles la bienvenido en el mundo…

Una mirada en perspectiva

Si tengo que mirar un poco el aspecto económico de esto de pasar a ser padres –y en mi caso padre de mellizos–, la verdad es que tiene un impacto muy importante sobre las finanzas personales. De hecho hay un informe que quiero compartir contigo. Es un trabajo de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, la CEACCU. En su web, podrás encontrar el segundo informe sobre “Lo que cuesta un hijo“, actualizado a mitad de 2008.

Este informe –que se basa en familias españolas– nos presenta una proyección del gasto familiar por etapas de la vida de tu hijo, hasta los 18 años. En mi caso hay dos etapas que quiero repasar contigo. La de 0 a 1 años y la de 1 a 3 años, ya que mis hijas al día de hoy acaban de cumplir dos años y creo que es interesante mirar un poco lo que nos dice este informe, porque yo te lo puedo confirmar al haberlo vivido muy de cerca.

El primer año, el año de todos los gastos

El primer dato francamente alucinante de este informe es que el gasto medio anual para un hijo en la etapa de 0 a 1 año, como mínimo está alrededor de 7 mil euros anuales, y puede llagar hasta 11.250 euros anuales. O si lo prefieres en dolares americanos de 8.900 US $ a 14.300 US$ / año. Entiendo que el importe total del gasto será muy variable en función del PIB por capita de cada país, pero el análisis de al distribución del gasto si es interesante y valida para todos.

¿De qué se compone este gasto? Se compone básicamente de partidas muy equilibradas como:

  1. La alimentación, casi 133 euros al mes;
  2. Higiene, más de 100 al mes, lo que incluye todas las cremas, pañales, colonias y todo lo que hay que proveer
  3. Temas de ropa y calzado, más o menos 100 euros al mes
  4. Temas de educación, entre 1000 a 3000 euros al año. En este caso estoy hablando de guardería. Sabrás que al principio normalmente la mamá o el papá pueden quedarse con los niños. Pero rápidamente cuando ambos padres estén trabajando vas a necesitar una ayuda externa. Entonces en función de si vas a una guardería pública o si vas a una guardería privada o una canguru (baby sitter) pues los gastos pueden variar de familia en familia.
  5. Temas de juguetes, que en esta era no suelen ser muy altos, porque normalmente la gente te regala los juguetes y los bebes prefieren las cajas al mismo juguete!
  6. Temas de sanidad y esto va variando en función de la salud del niño y va de 300 a 1000 euros al año
  7. Y luego están todos los extras, entre 1800 y 3000 al año, lo que incluye muebles, cunas, cochecito, cambiador. El sinfín de equipamientos que tienes que comprar para cuidar a tus hijos
  8. Si eres creyente y quieres organizar un bautizo pues también tendrás un coste adicional

Como ves, el informe no sólo contempla el gasto más visible que suele ser el gasto de alimentación y pañales, sino que intenta realmente contemplar todos los demás gastos, y visto así te topas con un bonito Iceberg

La cuenta anual nos deja bastante impactados, ya que una vez que estás haciendo el repaso de estos gastos, la verdad es que gastarte entre 7 y 11 mil euros al año para un hijo (en mi caso tengo dos, imagínate lo que significa esto) es mucho dinero. Por supuesto que no quiero limitar mi análisis a un aspecto financiero. Nadie tiene hijos por un tema financiero, pero sí es cierto que debes estar preparado en tus finanzas para poder apoyar económicamente al crecimiento de tus hijos.

Del primer año al segundo hay cierto cambio en la distribución de gastos. Se suele gastar más en alimentación, alrededor de 3000 euros/año, casi una subida de cien euros al mes, entre el primero y el segundo año. La higiene baja un poco, pero se mantiene dentro de los 1000 euros al año, al igual que la ropa y el calzado.El tema de la educación también es estable, suelen costar un pellín más, y el gasto mínimo está alrededor de 1900 euros, pero puede llegar a 2800 euros. Pero hay una subida fuerte en el tema de juguetes, ya que tus hijos te van pidiendo más cosas. Y en los demás temas se mantienen más o menos estables. Otra vez el segundo año te vuelves a gastar entre 7 y 11 mil euros. Y quizás un pellín más. Como media puedes considerar que hay casi 500 euros más de gasto anual.

Tener hijos no es un negocio

Yo lo he vivido, realmente he realizado un seguimiento económico de los gastos y la verdad es que realmente nos hemos gastado este dinero. Entonces cuando de repente te vienen dos niños de golpe, y no quiero imaginar para los padres que tienen tres o más, realmente el tema financiero puede ser un tema central que tendrás que contemplar.

También es cierto que en el caso de España hay ciertas ayudas para los padres. Esto es hasta ahora, porque ya está anunciado que se va a eliminar esta medida. El gobierno te daba 2.500 euros por el nacimiento de un hijo, pero esta ayuda va a desaparecer debido a la crisis económica que está atravesando el país.Lo que se mantiene es una ayuda de 100 euros al mes por hijo durante los primeros tres años de vida.Luego hay algunas pequeñas ayudas de desgravación de impuestos y otras asistencias que ofrecen las comunidades autónomas. Pero tampoco debes esperar que las ayudas del gobierno o de las comunidades autónomas sean de mucha gravitación si contemplas el gasto total del período.

Mi receta personal

Dale un año sabático a tu tarjeta de crédito

Lo primero que te tienes que plantear –y quizás aquí te voy a dejar un par de trucos que nos han funcionado bien a nosotros– es tener cuidado con las tarjetas de crédito. En nuestro caso hemos tratado de reducir al mínimo las compras con tarjetas y gastarnos sólo el dinero que hemos tenido.

Analiza tus gastos manteniendo un libro de gastos

Lo que hemos hecho también desde el nacimiento de las niñas, fue que yo empecé mes a mes a hacer un seguimiento de los gastos que teníamos. Mediante el servicio online del banco me bajaba todos los movimientos y organizaba los gastos por tipos. Y la verdad es que ayuda mucho tener una constancia de lo que estás gastando mes a mes. En algunos casos, hemos podido aplicar medidas correctivas, porque notamos que había meses en que se nos disparaban los productos. Si tienes una empresa, es tener un libro. Pues si aplicas esta sencilla herramienta a tu economía familiar, podrás aprender muchísimas cosas sobre tus hábitos financieros.

No a las marcas

Debes tener en claro que si compras los pañales más caros podrás ver que te saldrán entre 22 y 23 céntimos la unidad, estoy hablando de marca Dodot o Huggies. Si compras una marca blanca te va a costar la mitad. Usamos una media de 12 pañales al día con las chicas. Estamos hablando de un posible ahorro de 500 euros/año. Entonces al fin y al cabo son cosas que van sumando. También creo que los bebés no necesitan ropa de marca porque a ellos les da exactamente igual y con que el pijama sea bien hecho y en invierno proteja del frío y en verano le impida sudar, pues esto es lo que debes buscar en ropa. Antes que nada, ir a los productos básicos.

El gasto no lo es todo, piensa en poder adquisitivo

Luego otro tema muy importante en nuestro caso es que los dos estamos trabajando y por supuesto nos hemos dado cuenta en seguida de que deberemos seguir haciéndolo, por lo cual hemos recurrido a una persona externa que vine a casa y hasta ahora sigue yendo todos los días. A partir de este año las niñas van a entrar en la guarde pública y esto es un cambio. Hasta ahora hemos podido disfrutar de las niñas, pero a la vez había una persona que estaba dedicada al cuidado de ellas, lo que le permitía a mi mujer seguir trabajando desde casa.

Claro, tienes que hacer cálculos correctos. Tienes que calcular si el hecho de que el padre o la madre dejen de trabajar te va a costar más que si eliges pagar a una persona que venga a ayudar a tu casa. En nuestro caso era obvia le conveniencia de que mi mujer Mayte siguiera trabajando en sus temas, pues era más importante. Si dejaba de hacerlo, restaría más ingresos que los gastos que tenemos que solventar por la persona que viene a ayudar. Entonces es un cálculo básico de cuánto va a ingresar menos cuánto te cuesta esta persona que viene a ayudarte.

El nacimiento de un hijo te hace pensar en el futuro

El nacer de un hijo te hace proyectarte a largo plazo, y eso es un ejercicio muy positivo. Creo que es un momento interesante para plantearse vías de ingresos adicionales. Lo normal será que estés como yo, empleado trabajando para una empresa. Entonces siempre será oportuno buscar nuevas formas de sacar algún dinerillo que te vendrá muy bien.

  • Animarte a montar pequeños proyectos de consultoría
  • Intentar brindar capacitaciones de forma puntual y esto también te puede ayudar a recaudar un poco más.

De todas formas, mi recomendación es que procures pensar en lo que llamamos los ingresos pasivos. Son ingresos que te permiten recibir algo de dinero, normalmente no es mucho por cada actividad, pero será un flujo constante que no requerirá de tu participación muy activa. Porque cuando acabas de ser padre, la verdad es que tienes muy poco tiempo y duermes poco, entonces tampoco te puedes meter en el desafío de montar un nuevo negocio.

Si tienes dinero puedes comprar un piso y ponerlo en alquiler. Escribir un libro (si logras que te lo compren) es también una fuente de ingresos pasivos (cobro por derecho de autores). Y si no tienes poco fondo para invertir, cualquier actividad que puedes desarrollar online puede ser un tema interesante para ti y convertirse en un pequeño complemento a nivel de ingresos que te ayude a aguantar el tirón de estos gastos iniciales de los tres primeros años de vida.

Concluyendo esa mini guía del gasto familiar para padres de gemelos

A modo de conclusión quería decirte que, por supuesto, la decisión de armar una familia y de tener hijos no tiene nada que ver con una decisión económica, pero sí creo que es importante contemplar el aspecto económico antes de tomar esta decisión pues es posible que algunas familias lo pasen mal. Tampoco debes creer que los gastos sean solamente durante los tres primeros años y que después vaya bajando este año. Tener un hijo, según el tipo de educación que le quieras dar, te va a costar algún dinero, pero en cualquier caso tienes que asumir que te vas a gastar alrededor de diez mil euros anuales básicamente en su educación al principio y puede llegar a superar los 20.000 euros anuales en la adolescencia, según el tipo de educación que quieras dar tu hijo.

Al mismo tiempo, creo que tener hijos te permite tener una visión más a largo plazo. Y en este caso, para la gente que tiene un trabajo como empleado y está más o menos contento con su posición creo que es un buen momento para plantearse proyectos nuevos. Podrán ser del tipo “marcas personales” en blogs, o bien intentar compartir lo que sabes con los demás en Internet. Son proyectos que tal vez a corto plazo no te van a traer nada, pero si los miras a tres o a cinco años, perfectamente te pueden llegar a desarrollar una segunda fuente de ingreso que en el futuro te ayude en la educación de tus hijos.

Esto es todo para este artículo invitado y quería agradecer a Víctor la oportunidad que me dio de brindarte mi historia y poder compartir contigo unos cuantos trucos sobre economía para padres de gemelos. Aunque somos un nicho, ¡si existimos!

Si me haces comentarios, en la medida en que yo pueda responderte lo haré encantado, pero no te olvides que no soy ningún experto en tema de finanzas personales ni en economía para empresas. Sólo quería compartir mi historia contigo.

Franck ScipionFranck Scipion, es el autor del blog Ingresos Al Cuadrado, donde brinda consejos prácticos sobre Como Crear un Blog y cómo generar Ingresos Pasivos para mejorar tu día a día.


También puedes seguirle en Twitter y Facebook

4 thoughts on “Economía Familiar para Padres de Gemelos”

  1. Yo siempre soñé con la idea de tener de gemelos, hasta que crecí y empecé a sacar números. Debe ser complicado organizarse, no solo en el tema económico.
    Interesantes los consejos!
    Chusmearé el blog

  2. hola yo me llamo karla y tengo dos parejass de gemelos y estoy henbarazada y otrabes son gemelos pero la realidad eske ya no puedo con todos los gastos siempre dobles y otrabes necesito porfavor ke me alluden a saber como ago para hoptener una alluda financiera yo vivo en las vegas usa porfavor si algien save como tener esas alludas sigame selos agradeceria gracias ?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *