Cómo dar a tus Niños la Educación Financiera que Hubieras Querido Tener

En 1972, Walter Mischel, un prominente psicólogo en la Universidad de Stanford llevó a cabo un experimento peculiar que involucró a niños y malvaviscos.

A varios niños (entre 4 y 6 años) se les dio un malvavisco. Se les dijo que podían comérselo, pero si resistían las ganas de hacerlo por 15 minutos, recibirían un malvavisco más.

El objetivo del experimento era determinar la edad en que los niños desarrollan la habilidad de posponer una gratificación. En otras palabras, cuándo se aprende a darle más peso al beneficio a largo plazo sobre el placer inmediato.

¿El resultado de la investigación? Aproximadamente un tercio de los niños pudo soportar la tentación de comerse el malvavisco de inmediato.

Años después se hizo un estudio de seguimiento con los mismos niños, ahora jóvenes. Mischel encontró una correlación entre la habilidad de posponer la gratificación en el experimento inicial y algunas medidas tradicionales de “éxito” en adolescentes (calificaciones, desempeño escolar, etc.).

¿Qué significan estos resultados para tu vida?

Con la salvedad de que «correlación no necesariamente equivale a causa» y que «buenas calificaciones no necesariamente equivale a éxito», hay mucho que aprender sobre nuestros propios comportamientos y nuestra habilidad actual para posponer la gratificación.

En muchos aspectos, la niñez es el mejor punto para desarrollar hábitos fundamentales que nos lleven a alcanzar nuestras metas.

Esto no significa, claro, que si de niño no tuviste oportunidad de desarrollar un hábito no puedas hacerlo después. Como toda habilidad, puede desarrollarse con práctica y empeño.

Pero enfoquémonos ahora en nuestros hijos. Y con “nuestros hijos” quiero decir “tus hijos” porque los míos aún son teóricos.

Dale todas las Ventajas Posibles

No se tiene absoluta certeza sobre el momento exacto en el que los niños comienzan a desarrollar la habilidad de posponer la gratificación. Pero eso no significa que no sea buena idea crear un ambiente óptimo para que desarrolle esta, y otras habilidades.

Este ambiente óptimo es básicamente el mismo que crearías para desarrollar tus propias habilidades.

¿Que harías para desarrollar tus propias habilidades (incluyendo la habilidad para retrasar la gratificación)?

Si quieres ahorrar, no debes ahorrar para el concepto abstracto del  “futuro”. Debes tener una meta específica, una razón para ahorrar. Al mismo tiempo, consultas con tu banco tu saldo frecuentemente para estar al tanto de tu avance.

Si quieres pagar tus deudas, debes tener un plan estratégico. Debes conocer tus fortalezas y debilidades para entender cuál es la mejor forma, en tu caso, de pagar tus deudas.

En general, necesitas establecer metas claras. Establecer reglas. Necesitas una forma de evaluar tu progreso. Si es algo que nunca has hecho antes, probablemente necesites alguien que te guíe, que te transmita la sabiduría que aún no adquieres por tu propia práctica.

¿Cómo podrías hacer esto con tus hijos sin que suene mucho a…. escuela? 🙂

KidsAbacus

KidsAbacus es un sitio web especialmente diseñado para este objetivo: ayudarte a formar a tus hijos de forma entretenida, dinámica y efectiva.

Para esto, se sigue una metodología de metas y recompensas. Tus hijos pueden acumular puntos que los acercan a cada meta. Pueden generar reportes y, convenientemente, divertirse al mismo tiempo que aprenden.

¿Puedes ver la forma en que todo esto lo preparará para el mundo real?

Dejando de lado el evidente del uso de la tecnología, los conceptos centrales que tu hijo practicará son herramientas que vemos a diario en el “mundo de los adultos”. Sólo que más divertidos. 😉

Las metas de tus hijos no tienen que ser financieras. Dependiendo de su edad y su personalidad pueden ser tan simples como mantener ordenados sus juguetes, hasta ahorrar su propio dinero para el nuevo PlayStation. (O Xbox si no lo quieres tanto).

Lo importante es el aprendizaje de actitudes y hábitos, que son la base de todo comportamiento.

¿Quién está detrás de KidsAbacus?

La respuesta corta: Alejandro Corpeño y Fabián Ramírez.

La respuesta larga: En unos días publicaré una entrevista con Alejandro con más detalles sobre KidsAbacus, incluyendo su motivación para inciarla y su metodología para desarrollar el servicio. ¡No te la pierdas!

Tu Tarea

Usualmente te pido que dejes un comentario sobre el artículo, pero hoy quiero pedirte algo diferente.

KidsAbacus está en fase «alpha». Que en español significa: “hey, estamos iniciando y nada nos vendría mejor que tus comentarios sobre el servicio, por favor inscríbete hoy, inscribe a tus hijos, comienza a darles las herramientas que necesitan para tener un futuro exitoso. Esto te ayuda a ti, ayuda a tus hijos, y nos ayuda a nosotros a refinar el producto!”.

Claro, es más sencillo decir alpha.

Así que, visita KidsAbacus y comienza a darle a tus hijos las herramientas que todo niño debería tener!

¿Tus hijos también son teóricos? No hay problema. Si te parece que este artículo podría ayudarle a algún amigo o familiar que tiene niños, tómate un minuto para compartirles esta información.

Si lo haces te doy otro malvavisco. 😉

2 thoughts on “Cómo dar a tus Niños la Educación Financiera que Hubieras Querido Tener”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *