Los viernes en Economía Personal aprenderemos conceptos básicos de Finanzas y cómo pueden aplicarse a nuestras vidas.

Hoy hablaremos sobre el Flujo de Efectivo.

¿Qué es y para qué sirve?

En las finanzas empresariales el análisis de flujo de efectivo (o flujo de caja) es, en pocas palabras, un análisis de la liquidez de la empresa en un rango de tiempo.

Este análisis es importante porque no basta saber si una empresa genera o no ganancias. Es igual de importante saber si se cuenta con el efectivo necesario para realizar gastos en el momento oportuno.

En tus finanzas personales, este concepto es igual de importante. Yo lo llamo “Liquidez Oportuna”. Y se trata básicamente de responder a la pregunta ¿tendré efectivo disponible en el momento en el que lo necesito?

Liquidez Oportuna

La forma más fácil de comprender el concepto es con un sencillo ejemplo.

Supongamos que ganas $2000 al mes, dividido en dos quincenas de $1000 cada una. Tus gastos totales son de $1700 por lo que cada mes te quedas con $300 en efectivo para iniciar el siguiente mes. Pero resulta que el día 4 del siguiente mes debes pagar $400 de tu cuenta de energía eléctrica.

Técnicamente, tus ingresos son suficientes para cubrir todos tus gastos, pero en este momento tienes un problema de liquidez. Tu segunda quincena aún no llega así que sólo tienes dinero potencial, no efectivo. En otras palabras, tu liquidez no es oportuna.

En una situación así podrías recurrir a una tarjeta de crédito para realizar tu pago y al final del mes, pagar de contado a tu tarjeta para no acumular intereses.

¿Pero que pasaría si el pago que tienes que hacer es el de tu tarjeta de crédito? Ouch.

¿O qué pasaría si no tienes una tarjeta de crédito? ¿O la tienes pero prefieres no usarla para no abusar de ella?

Y el cuadro se complica aún más cuando involucras otros gastos: ¿necesitas efectivo para gasolina todas las semanas? ¿vas al supermercado varias veces al mes? ¿tienes varias tarjetas de crédito con diferentes fechas de pago?

En situaciones así es muy útil contar con una planificación por fechas para tus gastos. Esta planificación va de la mano con tu presupuesto personal.

Tu presupuesto debe responder a las preguntas: ¿en qué y cuánto voy a gastar? Mientras que el anáslisis de flujo de efectivo debe responder: ¿cuándo lo voy a gastar?

Puedes verlo como agregarle una tercera dimensión (tiempo) a tu presupuesto personal.

Veamos cómo.

Plantilla de Flujo de Efectivo

Para que sea fácil seguir el ejemplo, he creado una versión básica de un análisis de flujo de efectivo en una hoja de cálculo de Google. Este es un ejemplo sólo de lectura (no puedes modificarlo) pero más bajo te dejo el mismo ejemplo en un archivo de Excel que puedes descargar.

En el ejemplo de la derecha, puedes ver que al realizar el gasto opcional ($300) antes de la recibir el pago de la primera quincena quedaríamos en una posición problemática al momento de realizar el gasto del supermercado. Básicamente, nos hacen falta $100.

En este caso, la solución es simple: posponer el gasto hasta cualquier día después del 15.

En casos más complejos la solución puede involucrar mover otros gastos de fecha, reducir algunos gastos temporalmente o simplemente decidir que deberás ahorrar a lo largo de varios meses para tener el efectivo necesario.

De cualquier modo, esta herramienta te permite jugar con las fechas de las salidas o entradas de dinero para optimizar tus finanzas.

Tu Tarea

Si no lo has hecho dale un vistazo a la plantilla. Aún cuando decidas no implementar algo idéntico, puede darte ideas sobre cómo mejorar tu presupuesto agregándole el factor tiempo. Por supuesto, si no lo haz hecho, aquí hay una guía para iniciar tu presupuesto.

Si te gustó la plantilla o quieres adaptarla a tus necesidades descarga el archivo (en formato de Excel):

Descarga la plantilla de Flujo de Efectivo.

Y por supuesto, déjame saber en los comentarios si te ha servido esta información o cuéntanos si has hecho algo similar con tus finanzas y cuál ha sido tu experiencia.