En el ámbito de las finanzas personales es común escuchar que las deudas sean clasificadas como “buenas” o “malas”. Sin embargo, no siempre los criterios son los mismos. En este artículo comparto los criterios que pueden utilizarse para clasificar las deudas en buenas o malas. En la segunda parte, encontrarás algunos ejemplos y otras conclusiones que pueden obtenerse de esta clasificación.

Criterios

Estos son los criterios por los que considero que vale la pena clasificar las deudas:

  • El cambio de valor que pueda sufrir lo que se adquirió
  • El flujo de efectivo que pueda proporcionar lo que se adquirió
  • La tasa de interés de la deuda

Examinemos cada caso.

Valor del Bien

El bien que se adquirió por medio de una deuda puede aumentar su valor o disminuir su valor con el tiempo. Si el valor aumenta con el tiempo es una deuda buena y si el valor disminuye con el tiempo es una deuda mala.

Este es el criterio que utilizan quienes clasifican comprar una casa como una deuda buena, ya que por lo general el valor de los bienes raíces tiende a aumentar con el tiempo.

Flujo de Efectivo

Si el flujo de efectivo neto que te proporciona el bien que se adquirió por medio de una deuda es positivo, es una deuda buena y si es negativo, es una deuda mala. Es importante notar que me refiero al flujo de efectivo neto. Esto es la suma de los ingresos que te proporcione el bien, menos los pagos que tengas que hacer por la deuda.

Este es el criterio que utiliza Robert Kiyosaki. El clasifica la deuda de comprar casa como deuda buena sólo si pone dinero en tu bolsillo.

Tasa de Interés

Si se utiliza la tasa de interés para clasificar una deuda, sólo se puede hacer una clasificación relativa. Es decir, no se puede decir si una deuda es buena o mala sin compararla con otra deuda. En otras palabras, unas deudas son mejores que otras.

Si la deuda A tiene una tasa de interés menor que la deuda B, la deuda A es mejor que la B. En este caso, el dinero que te prestó un amigo sin cobrarte intereses es mejor que la deuda de una tarjeta de crédito.

Traslapes

Como podrás haber notado, estas tres formas de clasificar deudas tienen cierto traslape. Una deuda puede ser buena de acuerdo al valor del bien pero mala de acuerdo al flujo de efectivo. Esto crea una serie de combinaciones que permiten entender de mejor forma las deudas.  En la segunda parte,  encontrarás más ejemplos de estos traslapes y otras ideas con relación a tus deudas.