¡Bienvenidos al Día 13 del programa!

Hoy haremos la primera parte de tu plan anual de gastos. Este plan incluirá todas las salidas de dinero relacionadas con gastos y ahorro. La parte de las deudas la haremos mañana. Al final de la tarea veremos como este plan cumple con los principios de los que hablamos ayer.

¡Comencemos!

Plan de Gastos

Por lo general te pido que utilices una hoja de papel o una hoja electrónica. En caso de que realmente haya alguien haciéndolo en papel, déjame decirte que la tarea de hoy será mucho, mucho más fácil si la haces en una hoja electrónica. ;)

Actualización: Iván en los comentarios me sugirió que subiera un ejemplo en Excel del plan de gastos… y aquí está! Haz clic aquí para descargarlo.

Primero, escribe los siguientes títulos en diferentes columnas:

  1. Descripción del Gasto/Ingreso
  2. Estimación Inicial
  3. Una columna por cada mes del año

Como ya estamos a más de la mitad de enero, podrías comenzar con febrero. Tú decides.

Segundo, escribe en la primera fila tus ingresos estimados. Salario, bonos, comisiones, etc.

Tercero, debajo de tus ingresos escribe tus metas de ahorro mensual. Si tienes una sola meta sólo tendrás una línea, pero si tienes por ejemplo, Ahorro para Inversión y aparte Ahorro para Fondo de Emergencias, escríbelos por separado. En la columna de Estimación Inicial escribe cuánto ahorrarás mensualmente en cada categoría.

Cuarto, a continuación escribe tus gastos *mensuales* y sus respectivos montos. Si tienes gastos que ocurren cada cierta cantidad de meses aún no los escribas, nos encargaremos de esos en un momento.

Quinto, unas cuantas filas abajo (dejando espacio para tus gastos no mensuales y tus deudas) escribe y calcula la diferencia entre ingresos y gastos. En lo personal, prefiero escribir los ingresos con signo negativo y los egresos con signo positivo y hacer una “autosuma”. Lo hago así porque es más fácil escribir los gastos sin tener que recordar ponerles un signo negativo al principio. Y cuando olvidas ponerlo terminas sumando tus gastos y luego no sabes por qué te sobra dinero!

En este momento deberías ya tener una idea de cuánto dinero te sobra para repartir entre tus gastos “no mensuales” y tus pagos de deudas. Como mencioné al principio hoy sólo planificarás tus gastos y mañana tus deudas. Sin embargo, habrá un ir y venir entre la revisión de tus gastos y la de tus deudas para ajustar todo.

Sexto, escribe tus gastos no mensuales —escribe sólo el nombre, los montos todavía no— en orden ascendente de frecuencia. Es decir, primero escribe los que ocurren cada dos meses (por ejemplo, el servicio al automóvil) y luego los que ocurren cada 6 meses (por ejemplo, una matricula estudiantil) y por último los que ocurren cada año (regalos de cumpleaños, navidad, vacaciones, etc.)

Procura que también queden en el orden en el que sucederán. Es decir, si tienes un cumpleaños en Julio, ese iría antes de Navidad.

Séptimo, reparte cada gasto no mensual en mensualidades como lo harías con una deuda.

Por ejemplo, supongamos que tienes un gasto recurrente cada dos meses de $400. Para este gasto, asignarías $200 mensuales y al cabo de dos meses ya tendrías el dinero listo sin tener que apretar el resto de tu presupuesto (o peor, endeudarte) ese mes.

Otro ejemplo, digamos que harás un gasto de $2,400 en julio. Sin tomar en cuenta enero, tienes 6 meses para prepararte para ese gasto. Cada mes deberías asignar $2,400/6 = $400. En este caso, surge la pregunta ¿qué haces con esos $400 después de que ya realizaste el gasto? Depende de tus prioridades. Podrías reasignarlo a tus deudas, ahorros u otros gastos. Podrías comenzar a ahorrar para el mismo gasto, pero el siguiente año (aunque como ahora tendrás más tiempo, la cantidad mensual podría ser menor).

Octavo, una vez que tengas el estimando mensual para tus gastos no mensuales, escríbelo tanto en la columna de “Estimación Inicial” como en la columna de los meses en los que ahorrarás cada parte del gasto total. Esto te servirá porque a lo largo del año, conforme vayas refinando tu presupuesto ya tendrás esa cantidad lista.

Principios de planificación

Ahora, hagamos una revisión rápidamente de lo que acabamos de hacer verificar que hayamos cumplido con los principios de ayer:

  • Supuestos: La columna de “Estimación Inicial” representa lo que tu supones en este momento que serán tus gastos. A lo largo del año, irás refinando estos supuestos conforme te enfrentes a los gastos en la vida real.
  • Ejecución: La parte de tomar en cuenta la capacidad de ejecución que tienes, la trabajamos cuando analizaste tus gastos y deudas la primera vez. Y el ir acomodando todo en tu plan anual, también te ayuda a encontrar tu verdadera capacidad de ahorro y pago de deudas.
  • Nivel de detalle: El nivel de detalle en este caso abarca un mes (con todos tus estimados de gastos) y probablemente varios meses en el caso de los gastos no mensuales.
  • Planear planear: para completar el punto anterior, haremos una tarea donde especificarás los días (y la forma) específicos en que actualizarás tu presupuesto.
  • Refuerzos externos: Al finalizar todos los pasos de tu presupuesto, puedes imprimirlo y mantenerlo al alcance para hacer revisiones constantes. También puedes extraer las metas más importantes (como de ahorro y pago de deudas) y mantenerlas visibles en tu espacio de trabajo.

¡Eso es todo por hoy! ¿Qué te ha parecido esta actividad? ¿Ya tenías algún instrumento para iniciar la actividad? Recuerda que no necesariamente tienes que hacerlo exactamente como lo he descrito, puedes hacer tus propios cambios para ajustarlo a tu personalidad. Si haces algún cambio compártelo en los comentarios!

¿Terminaste? Sigue con la siguiente tarea. ¿No sabes qué es MF20? Puedes leer más aquí.