El año pasado junto con un amigo compramos el juego Cashflow de Robert Kiyosaki. Cashflow es un juego de mesa que promete desarrollar tu inteligencia financiera. En este post quisiera compartir contigo por qué creo que es buena idea jugarlo.

¿Qué es Cashflow?

Recientemente cuando jugamos con unos amigos una persona preguntó ¿qué es Cashflow? Mi respuesta fue: Un juego de mesa donde comienzas teniendo una profesión seleccionada al azar, tienes ingresos, gastos y tienes que lograr salir adelante con tu salario, haciendo inversiones y negocios. Te puede llegar un hijo de sorpresa, gastas en caprichos, hay despidos, deudas… en fin, similar a esa ilusión generalmente conocida como “la vida real”.

Por supuesto, la dinámica del juego y los retornos de las inversiones están diseñados para que el juego sea agradable y no necesariamente realista, pero los conceptos financieros que hay detrás del juego son exactamente los mismos que usas (o deberías usar) en la vida real. Por ejemplo, tienes que utilizar una hoja de juego que básicamente son estados financieros simplificados. En esta hoja de juego registras tus ingresos, egresos, activos y pasivos. La mayoría de personas no tiene este tipo de información sobre su vida real.

¿Qué aprendes con Cashflow?

Aparte de lo que he mencionado de los estados financieros, el hábito más importante que se puede obtener de Cashflow es la capacidad de ver oportunidades de inversión más claramente. Puede ser que tengas ya una cantidad de dinero considerable para comenzar a invertir, pero si no tienes el hábito de pensar en términos de inversiones, no verás oportunidades donde otros sí las ven.

Durante el juego, puedes optar por tres tipos de inversiones: bienes raíces, negocios, inversiones “de papel” (acciones, certificados de depósito, etc.) y aunque durante el juego tienes retornos exagerados y acceso fácil a crédito (algo que no sucede en la vida real) puedes formarte una idea de las claves a las que tienes que ponerle atención cuando estás jugando con dinero de verdad.

Algo más que puedes aprender de jugar Cashflow es el arte de la negociación. Durante el juego, tienes oportunidad de vender/comprar las oportunidades de negocio con a otros jugadores. El precio de comprar la oportunidad (no de hacer la inversión en sí) no está estimado formalmente en el juego, por lo que siempre se formará un “mini-mercado” de oportunidades en donde los mismos jugadores establecen los precios y hay regateos, etc.

Personalmente, cuando juego Cashflow me gusta poner atención a las decisiones que toman otras personas y cómo enfrentan las consecuencias de sus decisiones. Me gusta cuestionar cómo las actitudes hacia el juego reflejan creencias más básicas que afectan la vida real. Por ejemplo ¿por qué algunas personas no sólo se concentran en salir adelante en el juego sino en salir adelante antes que otras personas? ¿cómo reaccionan ante una mala inversión, una oportunidad que dejaron pasar o un despido inesperado? Lo mejor es que me da ideas para escribir artículos ;)

¿Cómo se juega Cashflow?

La dinámica del juego va así: Al comenzar te toca una profesión al azar (secretaria, piloto aviador, ejecutivo, médico, etc.). Cada profesión tiene una situación financiera diferente. Generalmente, al igual que en la vida real, si tienes más ingresos tienes más gastos. El pago de la hipoteca de un médico es más alto que el de un camionero. Los gastos por hijos y la deuda universitaria también es diferente. Cuando ya tienes tu profesión comienzas a jugar en la “Carrera de la Rata”.

La Carrera de la Rata es un círculo en el tablero en el que estás dando vueltas sin parar hasta que logras tener suficientes ingresos pasivos (de inversiones, negocios, dividendos) para pagar todos tus gastos sin tener que trabajar. En la Carrera de la Rata puedes hacer negocios grandes o pequeños (lo que varía es la inversión inicial que tienes que hacer) en donde debes evaluar si los retornos son aceptables, si la deuda es aceptable, etc. Puedes aprovechar oportunidades de mercado, o puedes caer en casillas inesperadas como Caprichos (gastos superfluos), Despido o Un Bebé (ya sabes, cosas de la vida).

El objetivo es salir de la Carrera de la Rata y entrar en la Vía Rápida. Ahí puedes “comprar tu sueño” o aumentar tus ingresos hasta una meta establecida haciendo inversiones mucho mayores de las que puedes hacer en la Carrera de la Rata.

¿Qué debo hacer para Jugar?

El juego es caro comparado con otros juegos de mesa. En este momento cuesta $195 (más gastos de envío). Haz clic aquí para comprarlo en el sitio de RichDad. Así que antes de decidirte a comprarlo debes tener la seguridad de que comprendes y aprovecharás al máximo lo que el juego puede ofrecerte. Por supuesto, por el simple hecho de jugar Cashflow no te harás millonario/a ni te volverás un experto en negocios. Tienes que aplicar lo que aprendes a la vida real. Hazlo poco a poco, no te emociones demasiado con los números que ves en el juego porque no encontrarás oportunidades así en la vida real. Recuerda que lo importante es aprender los conceptos detrás del juego y aplicarlos a tu situación financiera. También, pon atención a tus pensamientos y emociones durante el juego para encontrar los bloqueos que puedes tener en la vida real.

Si quisieras jugar antes de comprarlo, busca grupos de jugadores (Clubes RichDad) en tu localidad, generalmente hay eventos en donde las personas se reúnen con el propósito específico de jugar y apoyarse mutuamente en sus finanzas. Si vas a uno de estos grupos puedes hacerte una mejor idea de la experiencia jugar de lo que podría alguna vez transmitir con palabras. :)

¿Debería comprarlo?

Para mi, ha sido una muy buena fuente de introspección y aprendizaje, así que no tengo problema recomendándolo —y usando enlaces de afiliado para ganar una comisión por cada venta. Pero déjame insistir en algo: No lo compres a menos que estés seguro/a de que le sacarás el jugo. Si no estás seguro/a busca jugar antes con alguien que lo tenga antes de decidir.

Puedes comprarlo directamente en RichDad o en Amazon. No conozco de algún revendedor local fuera de EUA que recomendar, pero si alguien lo conoce, bienvenida la recomendación.

¿Lo estás recomendando sólo por la comisión? ¡Has vendido tu alma al diablo!

No, lo estoy recomendando porque creo que es útil. Si crees que lo estoy recomendando sólo por la comisión, quizás debas volver a leer todo el artículo. ;)