¡Ve Pues! No me alcanzó la quincena

¡Hoy estoy de visita en otro blog!

¡Ve Pues! es un excelente blog de temas cotidianos escrito por Mynor con quien, entre otras cosas, compartimos la fascinación por la astronomía y el espacio!

Desde hace tiempo le debía una colaboración en su blog y decidí escribir sobre 7 principios sobre finanzas personales que he aprendido, en su mayor parte, por las malas. 😉

Así que sin más preámbulo, te invito a leer el artículo y conocer este blog!

6 Pasos Para Cambiar Hábitos Costosos

Una de las formas más poderosas de reducir tus gastos personales es cambiando o eliminando aquellos hábitos que te hacen gastar innecesariamente. Pero, cambiar tus hábitos no es tan fácil como parece, ¿cierto?

Hoy al terminar una rutina de resistencia en el gimnasio regresó a mi mente una metáfora que tengo muy presente. Cualquier reto al que te enfrentes en tu vida, se puede comparar con el levantamiento de pesas o ejercicios de resistencia. Así que, ¿cómo puedes crear un gimnasio para cambiar esos hábitos que causan fugas de efectivo en tu vida?

Levantamiento de pesas.
Los expertos hacen que parezca fácil. Foto por Jon Tunnell

1. Descubre y acepta tu situación actual

Lo primero que debes hacer cuando comienzas a hacer ejercicios de resistencia es evaluar cuál es el estado actual de tus músculos. En algunos gimnasios te harán pruebas complejas de resistencia cardiovascular, postura y otro montón de cosas. Pero básicamente lo que te interesa saber es ¿qué tan fuertes/débiles son tus músculos en este momento?

Para tus finanzas, debes evaluar exactamente a dónde se va el dinero y detectar cuáles son los hábitos que quieres cambiar para atacarlos directamente. No basta con decir “Quiero reducir mis gastos en 10%”, tienes que saber, con la mayor precisión posible que gastos vas a recortar. “Dejaré de comer fuera todos los días” o “Lavaré el automóvil en casa, en lugar de pagar por que lo hagan”, etc.

Importante: no te mortifiques juzgándote negativamente por su situación actual. Los “inadecuados” son tus hábitos, no tú como persona. De la misma forma en que tus músculos son débiles, no tú como persona.

2. Aumenta la resistencia gradualmente

En el entrenamiento de resistencia buscas levantar pesos que tus músculos sí puedan manejar, pero que estén cerca del límite de su capacidad. De esta forma, el rango de pesos que puedes levantar se expande. Entonces, puedes aumentar el peso porque el límite de su capacidad ha crecido. No es buena idea que el primer día en el gimnasio intentes levantar el peso más pesado que encuentres.

De la misma forma, si quieres cambiar tus hábitos debes ir aumentando la dificultad progresivamente. Por ejemplo, si quieres dejar de comprar tu almuerzo todos los días y comenzar a prepararlo en casa para llevarlo a tu trabajo, comienza llevando tu almuerzo una vez por semana. La siguiente semana, hazlo dos días. La tercera, tres; etc.

3. No te quedes en tu “zona cómoda” mucho tiempo

Es probable que conforme vayas aumentando al dificultad al cambiar un hábito, falles en alguna etapa. Lo mismo pasa cuando haces ejercicio de resistencia. Llega un momento en el que tus músculos fallan. Es momento de descansar.

Cuando estás cambiando tus hábitos para reducir tus gastos, puede suceder lo mismo. Retomando el ejemplo anterior, si en determinada semana no cumples con la cantidad de días que debías preparar tu almuerzo, no te preocupes. Repite esa semana varias veces hasta que te sientas “cómodo/a”. Entonces, aumenta de nuevo la dificultad y sigue avanzando.

4. Lleva un registro de tu avance

Una práctica muy común de quienes hacen levantamiento de pesas profesionalmente es documentar su avance detalladamente. Por medio de medidas detalladas o incluso fotografías, pueden fácilmente comparar su estado actual contra su estado hace 6 meses.

Como el objetivo de cambiar tus hábitos es ahorrar dinero, lo mejor que puedes hacer es registrar cuánto dinero has ahorrado gracias a los cambios que estás haciendo. Incluso, podrías apartar ese dinero que estás ahorrando para un gasto específico que tengas en mente. Si no haces visible de alguna forma tu avance, puedes frustrarte y pensar que no estás obteniendo resultados.

5. Busca apoyo moral

Es común que en los gimnasios veas a personas entrenando en parejas o grupos. Esto tiene varias ventajas. La principal es que se dan apoyo mutuo cuando la rutina se torna difícil. Otra ventaja es que tienes con quien platicar mientras descansas un poco :)

Si quieres cambiar hábitos en tu vida para reducir tus gastos, es importante que cuentes con el apoyo de tus familiares, amigos y/o compañeros de trabajo. El entorno en el que te desenvuelves puede impactar grandemente tus esfuerzos, para bien o para mal. Pasar mucho tiempo con gente negativa o que refuerza tus viejos hábitos hará más difícil el camino.

No te sientas mal si tienes que “despedir” a alguien en tu vida para poder realizar un cambio. Por ejemplo, si quieres dejar de fumar es más provechoso alejarte de las personas con quienes normalmente compartes “la hora del cigarrito”. Algunos seguramente se sentirán ofendidos por tu actitud, pero no hay ningún honor en mantener viva una relación que te perjudica. En todo caso, estás ayudando a otras personas con tu ejemplo.

6. No te compares con otros

Si te comparas con otras personas siempre encontrarás que hay quienes están en una mejor posición que tú, y quienes están en una peor posición que tú. No tiene sentido que hagas este tipo de comparaciones porque no te ayudan a seguir avanzando. Lo más probable es que te frustres.

Por esto, una de las razones más importantes por las que debes llevar un registro de tu avance es que te permite saber cuánto has avanzado desde que iniciaste a cambiar tu hábito. ¿Cuánto dinero has ahorrado? ¿Cuánto más podrías ahorrar?. Y te ayuda a enfocarte en ti mismo/a y no en otras personas.

6 Formas De Pagar Tus Deudas (Con Ejemplos)


Tener muchas deudas es malo para tu salud. Foto por Andres Rueda
En este artículo, encontrarás un análisis detallado de las diferentes estrategias que puedes utilizar para pagar tus deudas. Estas estrategias benefician (o perjudican 😉 ) principalmente a aquellos deudores que tienen varias deudas acumuladas, aunque quienes solamente tienen una deuda también pueden aprovechar algunos de sus beneficios.

Estrategia de Costo Mínimo

También conocida como “Estrategia Financieramente Correcta”. Esta estrategia es la más racional de todas. Matemática y financieramente tiene sentido.

Consiste en pagar primero las deudas que tengan una tasa de interés más alta. Es decir, pagar primero las deudas que extraen más dinero del bolsillo del deudor por medio de intereses. El siguiente es un ejemplo simplificado que muestra el proceso de pago de una serie de deudas utilizando esta estrategia:

Existe un deudor, Raymundo Cruel, con las siguientes deudas:

Deuda A – Saldo: $8,000 – Pago Mínimo: $88.82 – Tasa de Interés: 6%
Deuda B – Saldo: $10,000 – Pago Mínimo: $100.06 – Tasa de Interés: 3.75%
Deuda C – Saldo: $45,000 – Pago Mínimo: $545.97 – Tasa de Interés: 8%

Todas las deudas son pactadas a 120 meses. El total de los pagos mínimos de cada mes es de $734.85 y adicionalmente, Raymundo tiene $500 que puede utilizar para aumentar la cantidad pagada a sus deudas haciendo un total de $1234.85.

Siguiendo la Estrategia de Costo Mínimo, Raymundo debería pagar las deudas en este orden:

Deuda C – Deuda A – Deuda B.

Raymundo paga todos los pagos mínimos y aplica los $500 extras a la Deuda C hasta terminar de pagarla. Esto ocurre después de 51 meses. Durante este tiempo Raymundo hizo los pagos mínimos de las otras dos deudas por lo que los nuevos saldos son:

Deuda A – $5,172.14
Deuda B – $6,201.92
Deuda C – $0

Luego, Raymundo paga la Deuda A. Para esto, mensualmente paga $1134.79 (pago mínimo de la Deuda A + pago mínimo de la Deuda C + $500 extras). Luego de 5 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $5,795.99
Deuda C – $0

Finalmente, Raymundo paga mensualmente $1234.85 para terminar de pagar la Deuda B en otros 5 meses. En total, Raymundo pagó todas sus deudas en 61 meses

El principal beneficio de esta estrategia es que la deuda más cara (Deuda C con 8% de interés anual) se termina de pagar primero por lo que la cantidad de intereses que se deben pagar se reducen lo más posible.

Al final, Raymundo pagó:

Deuda A – $10,207.77
Deuda B – $11,777.61
Deuda C – $53,344.47
Total – $75,325.85

Estrategia “Bola de Nieve”

También conocida como “Estrategia Financieramente Incorrecta pero Efectiva”. Bola de nieve no hace relación a un postre, sino a que el volumen de los pagos a las deudas va creciendo con el tiempo. Gana momentum y tamaño igual que una bola de nieve bajando una colina.

Consiste en pagar las deudas que tengan un saldo menor primero, independientemente del costo de la deuda. Es decir, indepentientemente de la tasa de interés.

El principal beneficio de esta estrategia es que el deudor rápidamente puede sentirse orgulloso de sí mismo debido a que la cantidad de deudas se reduce rápidamente desde el inicio. Es un tipo de gratificación psicológica muy poderosa. Lamentablemente, es el mismo tipo de gratificación psicológica que probablemente lo llevó a estar tan endeudado. “Compre este televisor HOY y haga su primer pago hasta dentro de SEIS MESES”.

El siguiente ejemplo muestra el proceso de pago de la misma serie de deudas mencionado antes:

Si Raymundo Cruel, nuestro deudor invitado, decide pagar sus deudas utilizando la Estrategia de Bola de Nieve el orden de pago de las deudas sería el siguiente:

Deuda A – Deuda B – Deuda C.

Raymundo paga todos los mínimos y aplica los $500 extras a la Deuda A. Luego de 15 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $8,944.94
Deuda C – $41,133.13

Luego, Raymundo utiliza $688.88 mensualmente para pagar la Deuda B. Luego de 14 meses los nuevos saldos son:

Deuda A – $0
Deuda B – $0
Deuda C – $37,159.24

Finalmente, Raymundo utiliza $1,234.85 mensualmente para pagar la Deuda C. Luego de 34 meses todas las deudas han sido pagadas.

Es importante notar que el tiempo total de pago de las deudas con la Estrategia de Bola de Nieve es de 63 meses. 2 meses más que con la Estrategia de Costo Minimo.

Adicionalmente, lo que Raymundo pagó fue:

Deuda A – $8,832.30
Deuda B – $11,142.22
Deuda C – $57,818.03
Total – $77,795.55

Raymundo habría pagado $2,469.70 más utilizando esta estrategia que utilizando la Estrategia de Costo Mínimo, así que ¿cuál es el beneficio?

Con la Estrategia de Costo Mínimo la primera deuda es finalizada luego de 51 meses de espera. Mucho más tiempo que los 15 meses de la Estrategia de Bola de Nieve. Esa larga espera podría hacer que el deudor se desespere y cometa algún error como ya no pagar más dinero extra a la deuda. Por otro lado, el mayor intervalo de tiempo entre “deudas finalizadas” con la Estrategia de Costo Mínimo, son los 51 meses iniciales. Con la Estrategia de Bola de Nieve son 34 meses.

Estrategia de Pagos Mínimos

También conocida como “Bola de Nieve Inversa”. Esta estrategia se basa en cada mes pagar únicamente el pago mínimo de todas tus deudas. Es la forma más segura de garantizar que el banco siempre tendrá ingresos. Es como la estrategia “Bola de Nieve” con la diferencia de que esta vez, el deudor intenta empujar la bola de nieve colina arriba.

Muchas de las personas que reportan “sentir que las deudas no disminuyen” o que “los intereses los están comiendo”, utilizan esta estrategia.

Concluiré en que este método es el menos efectivo y lamentablemente, el más popular.

Estrategia de Consolidación

También conocida como “Uno para todos y todos para uno”. La ejecución de esta estrategia consiste en que una sola entidad financiera absorba todas tus deudas bajo una sola cuenta, a una tasa de interés favorable para ti.

En algunos casos la nueva entidad financiera requerirá que se “asegure” la nueva deuda. Esto significa que por medio de un contrato, el deudor les “asegura” que les dará su casa/automóvil si no paga.

En otros casos la nueva entidad financiera puede requerir que se le paguen cuotas especiales, fijas o variables, por la consolidación. Por este motivo, es importante que el deudor entienda muy bien los términos de la consolidación, ya que una mala decisión podría causar que la nueva deuda consolidada aumente en el largo plazo, aunque se reduzcan los pagos mensuales.

Estrategia de Renegociación

También conocida como “Regateo”. Consiste en buscar voluntariamente mejores condiciones de pago con la entidad financiera que presta el dinero. Estas mejores condiciones pueden ser: menor tasa de interés, tasas de interés fija, cambio del plazo de pago, etc. De hecho, en muchos casos de consolidación de deudas lo que la entidad financiera que consolida hace, es renegociar las deudas en nombre del deudor.

Las entidades financieras pueden darte las condiciones que buscas facilitando así el pago de la deuda. Los beneficios de una Renegociación pueden combinarse con otras estrategias, especialmente Costo Mínimo y Bola de Nieve.

Estrategia de Ausencia de Pago

También conocida como “La Última Opción” o “El Descaro”, dependiendo de la intención del deudor que ejecuta la estrategia. Esta estrategia consiste en no realizar más pagos, obligando al prestamista a ofrecer tratos favorables a los deudores para finalizar las deudas. Esta es la estrategia con más repercusiones negativas para el deudor. Generalmente van acompañadas de demandas, embargos, malas referencias crediticias en burós de crédito, etc.

Hay dos motivos por los que un deudor puede recurrir a esta estrategia. El primero, es cuando la situación financiera del deudor no permite más gastos que los absolutamente necesarios para el sustento personal y/o familiar. Por lo tanto, decide no utilizar más dinero para pagar sus deudas.

El segundo motivo, es cuando un deudor irresponsablemente aprovecha las posiblidades de renegociación para deshacerse de parte de su deuda. Generalmente, esta estrategia se convierte en el modus operandi natural de estas personas. Se endeudan mucho, dejan de pagar, buscan una renegociación, pasan un tiempo “limpios” para que alguna entidad financiera vuelva a confiar en ellos y repiten el ciclo.

Conclusión

Sin importar el orígen o nivel de endeudamiento que tengas, estas son las opciones que tienes. La decisión es tuya. :)

¿Has utilizando alguna de estas estrategias? ¿Cuáles han sido tus experiencias? ¿Agregarías alguna forma más creativa para pagar tus deudas? ¡Compártelo en los comentarios!

¿Tienes problemas de dinero? Responde estas 13 preguntas

Ayer So, del blog Blog&Lana publicó 13 preguntas que las personas con problemas de dinero odian. Luego la sección de comentarios se transformó en una muy buena conversación acerca de los gastos personales y las diferentes perspectivas sobre el dinero de muchas personas.

Me sentí motivado a responder las preguntas yo mismo, porque mi situación actual es bastante peculiar para mi. Nunca había estado en una situación como la que estoy y no estoy seguro de cómo describirla.  :)

Aquí están mis respuestas:

1. ¿Cuánto dinero gastas al mes?

Mi nivel de gastos actual es bastante bajo. Únicamente tengo gastos fijos y muy pocos “caprichos”.

2. ¿En que lo gastas?

Gimnasio (38%), Celular e Internet (36%), Depósito a cuenta de plazo fijo (18%), Transporte y otros (8%).

El depósito a la cuenta a plazo fijo es un arreglo que tengo con un familiar para pagar un préstamo de hace tiempo.

3. ¿En qué te lo quieres gastar?

Aparte de mis gastos actuales, en ahorro para inversión y clases de Aikido :)

4. ¿Eres rico?

No… todavía.

5. ¿Qué significa ser rico para ti?

Financieramente, significa que mis ingresos pasivos superen mis gastos, con un margen suficiente para re-invertir. Podríamos decir que es la definición de “riqueza” según Robert Kiyosaki.

Sin embargo, creo que la “riqueza” incluye otros factores no tan relacionados con las finanzas como el bienestar físico, mental, emocional y espiritual.

De cierta forma, para mi la riqueza financiera únicamente tiene sentido si el fin es soportar el resto de las áreas de mi vida.

6. ¿Y cómo le hiciste para pagar ese ipod, carro, etc.?

Me endeudé… bastante :)

Afortunadamente en este momento ya mis deudas fueron reducidas a 0.

7. ¿Cuánto ahorras por mes?

En los últimos dos meses: 0.

Antes de eso, era empleado y durante los últimos 7 u 8 meses de empleo ahorraba más del 40% de mis ingresos.

Esto necesita un poco de aclaración: Tengo la fortuna de ser suficientemente joven para vivir todavía con mis padres :)

Por lo tanto, hay gastos que no tengo que cubrir todavía. En este momento soy desempleado y estoy trabajando en varios proyectos propios. Los gastos que mencioné en las preguntas 1 y 2 los cubro con los ahorros que logré obtener de mi empleo.

8. Siempre estás pensando en cortar gastos mensuales ¿porqué no lo haces?

No, no siempre pienso eso. En este momento no quiero reducir mis gastos, ¡quiero aumentar mis ingresos! :)

9. Siempre te quejas de la falta de dinero, pero ¿te has puesto a leer de finanzas personales?

Me confieso culpable, a veces me quejo. Pero luego regresa mi sanidad mental y me doy cuenta de que quejarse no sirve de nada.

¡Y sí leo sobre finanzas personales! Por eso también tengo un blog sobre el tema 😉

10. ¿Cuánto debes en tus tarjetas de crédito?

0 (cero).

Utilizo una tarjeta de crédito para pagar el gimnasio y el celular, pero lo pago todo cada mes.

11. ¿Cuándo fue la ultima vez que dijiste “No” cuando alguien te pidió prestado?

Esto no ocurre muy seguido. Y la última vez que ocurrió dije que sí. Fue para un buen amigo y era un “prestamo por conveniencia”: quería aprovechar una oportunidad y necesitaba el efectivo. Tenía ya un cheque a su nombre, pero no había sido liberado.

12. ¿Cuánto dinero tienes ahorrado?

14+ meses de gastos personales.

13. ¿ A qué edad piensas retirarte?

Nunca.

Yo no creo en la idea de “dejar de ser productivo, mudarme a una casa de campo y ver atardeceres.”

Sí quiero la casa de campo y ver los atardeceres, pero no dejar de ser productivo, a menos que sea una necesidad física.

Si vemos el retiro como “dejar de trabajar por necesidad y hacerlo por gusto”, ya estoy retirado. Me gusta lo que hago.

Encontré estas preguntas en un buen momento porque justamente me estoy enfocando en darle un toque más personal al sitio. Después de todo se llama Economía Personal :)

Aparte de estas preguntas, agregué una página con información Acerca de Economía Personal en donde comparto más información sobre mi.

Ahora, tu turno. ¿Cuáles serían tus respuestas a estas preguntas? ¿Cómo te hacen sentir? ¿Cuáles serían los pasos más simples e inmediatos que podrías tomar para mejorar tu situación financiera?