Preguntas de los Lectores #5 – Negocio en Crecimiento

Siguiendo con las respuestas a los lectores, hoy veremos la pregunta de Juan Pablo. Al igual que con el artículo anterior, me gustaría que al dejaras tus propias ideas!

Vamos con Juan Pablo:

Hermano, me topé con tu blog tratando de poner en perspectiva el ser autoempleado. Tengo 5 años con mi hermano trabajando desde que renunciamos a nuestros empleos y aunque no nos ha ido mal tenemos nuestros malos meses y otros tantos buenos o “decentes”, el punto es, que no hemos crecido ni un poco en 5 años y no me gusta la idea de seguir así, pienso últimamente y MUCHO que para abrir un negocio realmente SERIO debo comenzar con un equipo y una invresión seria, somos sólo mi hermano y yo por consecuencia somos todólogos, y más aún, nuestra rubro es el diseño y déjame decirte qué poco valorado es aquí en México, todos nos regatean y aunque cobramos bien las cotizaciones autorizadas son pocas, continua…

Mi pregunta es, yo quisiera tener una agencia de publicidad seria, pero siento que yo y mi hermano no vamos a nada por ser todo lo que hay en esta microempresa sólo él y yo, pienso trabajar para juntar dinero y poder contratar personal, por lo menos un agente de ventas y dos diseñadores, etc., algo más cimentado.

Empiezo a perder la fé en las microempresas de este tipo, ¿cómo ves? ¿crees que la idea nuestra de crecer es vana cuando sólo somos dos personas encargadas de todo? o ¿cuál es tu opinión al respecto?

Métricas

Primero hablemos un poco sobre la forma en que medirás el éxito.

De la misma forma que las metas de finanzas personales es crucial que tengas metas muy específicas. Hacer que la empresa crezca es evidentemente un ideal para ustedes, pero debes hacer más específico para poder aterrizarlo a estrategias y tácticas.

¿Cómo medirán ese crecimiento? ¿Cuáles son las métricas que les importan más?

Evidentemente los ingresos o ganancias netas serán un indicador, deben ir más atrás en la generación de valor. Simplemente establecer una meta de $X en ingresos no es suficiente porque no especifica qué harán para conseguirla.

Piensa en métricas como % de clientes que piden más de 1 trabajo, o tiempo de entrega de un proyecto, Retorno de Inversión en tiempo y dinero, # de clientes referidos por clientes actuales, etc.

Al enfocarse en dichas métricas los ingresos se ajustarán pero ustedes tendrán un camino más claro. Es difícil encontrar las acciones concretas a tomar cuando la meta es sólo hacer crecer la empresa.

Crecimiento

Pero dando un paso más atrás, leyendo tu mensaje me parece que hay cierta resistencia hacia la idea de crecer, al menos en número de personas.

Por ejemplo, me dices que quieres tener una empresa seria pero al mismo tiempo suena un poco como que te decepciona el hecho de que el modelo de micro-empresa (con sólo ustedes dos) no haya funcionado.

En mi opinión, y creo que estarías de acuerdo, el tamaño de la empresa no tiene mucho que ver con la seriedad y calidad de su trabajo. Hay empresas buenas y malas de todos los tamaños.

Hazte estas preguntas: Para ti y tu hermano, ¿qué hace a una empresa seria? ¿qué aspectos de una empresa pequeña son los que quisieras que tu empresa siempre tenga, aparte del tamaño? ¿qué crees que podrían perder de su cultura de trabajo actual si comienzan a crecer?

Creo que pueden haber algunos “bloqueos” subconscientes hacia el crecimiento porque crees que perderán más de lo que ganan.

Esto puede verse reforzado por nuestras experiencias en empleos en grandes empresas. O simplemente por lo que sabemos de las empresas “grandes”.

Por ejemplo, sabemos que las empresas “grandes” tienden a ser más complejas, burocráticas, “impersonales” (en el sentido de que ven a los clientes más como números que como personas), etc. Estas características no son lo que muchos buscamos cuando iniciamos un negocio pequeño. Sin embargo, no creo que sea obligatorio que las empresas se vuelvan así cuando crecen.

Otra situación que podría crear esta resistencia es que perderás algo de control al tener que delegar algunas tareas. O quizás no sea el control, sino el contacto con los clientes, o que simplemente no crees que encontrarás a las personas adecuadas. Aceptar que delegar es necesario (y aprender a hacerlo efectivamente) puede ser un gran reto; pero creo que pueden aprovechar que ya están estableciéndose (que 5 años ya es un buen tiempo!) para experimentar.

Definitivamente al crecer, vendrá más trabajo y hay un límite práctico en la cantidad de trabajo que pueden hacer ustedes solos. La clave está en el sistema que construyes, lo que incluye a las personas que contrates y otras emrpesas con las que te asocies. Este sistema debe seguir funcionando como una pequeña empresa (solo que grande). No tienen por qué perder su cultura laboral y volverse una empresa aburrida. En palabras del mítico Seth Godin, Pequeño es el nuevo Grande 😉

Preguntas de los Lectores #4 – ¿Estás en la Cerca?

Hoy daré respuesta a un mensaje que me envió José Ramón por correo. Decidí separarlo en partes para tocar diferentes temas, al final, me gustaría que dejaras tu opinión y tus propios consejos. ¡Entre todos nos ayudamos mejor!

Parece ser que, básicamente, existen dos grupos de personas: las que se dejan llevar (Maktub, ya está todo escrito) y las que se pelean todos los días con su destino para mejorarlo. Creo pertenecer al segundo grupo; pero en la práctica sigo trabajando en el mismo sitio 11 horas durante los últimos 15 años.

Estoy de acuerdo con esta separación de personas. Hay quienes se quejan y quienes hacen algo al respecto. El hecho de que estés leyendo esto, me parece que te pone en el terreno de quienes hacen algo al respecto. O cuando menos, estás en la cerca que divide los terrenos. ¡Vamos salta!

Como nota lateral quisiera agregar que también se puede dividir a las personas en estos dos grupos: las que terminan lo que empiezan…

Es mucho trabajo pero es buen sueldo, y no consigo justificar el dejarlo (me gusta el trabajo pero no el ritmo impuesto) a cambio de poner en práctica “ideas” que no me terminan de convencer…

Cuando he puesto en marcha algún negocio alternativo en el tiempo que me quedaba libre, misteriosamente mi trabajo de toda la vida me exigía un esfuerzo que impedía el desarrollo de dicho negocio de manera que eliminaba el tiempo necesario para desarrollarlo, y vuelta a empezar.

Me parece que tu afirmación de pertenecer al segundo grupo de personas te pone en la cerca, y el salto final será cuando aceptes que no es que no te alcance el “tiempo que me quedaba libre”, es “el tiempo que he decidido dedicarle a mi idea”.

No es que misteriosamente tu trabajo de pronto exige más. El misterio se acaba cuando te das cuenta de que son tus decisiones las que provocan el resultado. Eres tú —nadie te obliga en realidad— a dedicarle más tiempo a tu empleo.

No es que tu trabajo elimina el tiempo necesario para tu negocio, eres tú, y sólo tú, quien está tomando esa decisión.

Entiendo que hay consecuencias que prefieres no aceptar (como el impacto en tu vida de dejar el empleo así sin más), pero el simple hecho de cambiar tu perspectiva de lugar te abre muchas posibilidades.

Cambiar de aceptar que “las consecuencias no te lo permiten” a pensar en “qué puedo hacer para crear las circunstancias adecuadas para lanzar mi negocio”.

Ahora, no quisiera que me interpretes mal. No se trata de hacerte sentir mal porque eres tú. ¡Todo lo contrario! La idea es que aceptes que tienes todo el poder que se necesita para tomar una decisión: cambiar de empleo, reducir tus horas de trabajo, renunciar por completo al empleo, negociar más horas libres, aprender nuevas formas de llevar a cabo tu negocio con tecnología que te permita automatizar, etc. Las opciones son innumerables.

Aunque creo que comprendo las ideas que transmites en tu blog, no consigo dar con la “tecla” adecuada (ni siquiera con el “conjunto de teclas”) para salir de la llamada Carrera de Ratas (ese término sí que está muy bien definido) .

Creo que esto, es justamente lo que te hará completamente pasar al segundo grupo de personas de las que hablamos: La clave para acabar con tu búsqueda por la “tecla” es que dejes de buscarla!

Entiendo a lo que te refieres, pero lo que buscas, un tipo de epifanía quizás, no la encontrarás en ningún blog, ni en ningún libro, ni nada por el estilo. Acá podrías encontrar técnicas, tácticas, estrategias, consejos, etc. Pero el verdadero cambio, siempre viene desde adentro.

Esto suele ser difícil de aceptar en el fondo. Aunque intelectualmente comprendamos la diferencia entre un cambio pasajero motivado por algo externo y un cambio de carácter que viene “desde adentro”, es dificil actuar en consecuencia cuando se tiene el hábito de buscar cambios superficiales.

Uno de los obstáculos mas notables es la cantidad de promesas publicitarias de cambios rápidos, de “el secreto” que te hará mejorar X o Y situación de tu vida.

La alternativa es desarrollar cambios de perspectiva y hábitos, lo cual toma tiempo. Y no por eso vale menos el esfuerzo!

(“¡¿pero cómo?!” es la pregunta obligatoria aquí. Al final del artículo hay una recomendación 😉 )

Tengo mis finanzas bastante saneadas, pero evidentemente me gustaría mejorar, que el dinero simplemente dejase de ser un problema. No sé, tengo siempre la sensación de tener la solución “en la punta de la lengua”, pero nunca llega.

Primero: cambia tu meta.

¿Por qué? Primero porque es una meta muy abstracta. En cuanto a las finanzas tus metas deben ser en términos específicos. Montos y tiempos claros. No ahorres para “el futuro”. Aparte, pensar en que tu meta es que las finanzas no sean un problema, hace que te enfoques precisamente en el problema, y no en la solución.

¿Para ti, qué significa que deje de ser un problema? ¿Tienes esas metas por escrito en algún lugar? ¿Las consultas con frecuencia? ¿Tienes un plan específico para lograrlas? Esas son tus metas. El efecto será que las finanzas no sean un problema, pero te enfocas en la solución..

¡Imagino que aquí es donde has intentado ya iniciar tus propios negocios, lo cual es una excelente forma de hacerlo! Lo que me lleva a la siguiente parte del mensaje:

No termino de entender qué se necesita para que algo te produzca pasión, yo creo que carezco de ese sentimiento.. ¿podrías ayudarme?

¡Definitivamente no estás sólo!

Esto de “encontrar tu pasión” o “apasionarte por lo que haces” es uno de esos consejos que se ha desvirtuado tanto por el sobreuso, al punto de que no significan nada útil.

No creo que se trate de algo que está descompuesto dentro de ti y que por eso no te apasiona nada. Creo que lo más probable es que nuestra visión de cómo se ve y se siente estar “apasionado” por algo, está contaminado por las imágenes de Hollywood de cuando alguien se “apasiona” por algo y mágicamente todo se soluciona.

¿Alguna vez has querido que la vida tenga soundtrack solo para sentirte igual de motivado que lo que ves en las películas? Pues a eso me refiero. (Si mi vida tuviera soundtrack quisiera que la hubiera compuesto Michael Kamen.)

Pero regresando al punto: mencionaste al principio que tu trabajo te gusta en parte, aunque no del todo. Dejando de lado el hecho de que te pagan, ¿qué es lo que te gusta de ese trabajo?

Ahora, no pienses en las actividades específicas sino: ¿a quién le ayuda tu trabajo? ¿cómo sabes que hiciste un buen trabajo? ¿quién se beneficia? ¿ayudas a alguien a vender más? ¿a bajar de peso? ¿a tomar mejores decisiones? ¿mejoras procesos? ¿creas nuevos procesos? ¿diseñas soluciones?

Para “encontrar tu pasión” es más efectivo pensar en: ¿qué resultados me gusta ver? que pensar en ¿qué cosas me gusta hacer? Son los resultados los que te apasionarán, al punto de que las tareas que tengas que hacer para lograrlos se justifican.

No creo que un médico que siente pasión por su trabajo diría: “realmente me apasiona poder pinchar gente con jeringas!”, lo más probable es que lo que le apasione es el resultado, el beneficio para la otra persona, y seguramente la paga le sirve como motivación para seguir haciéndolo.

Como programador, me apasiona entender y resolver problemas. Si pudiera evitarme la parte de teclear y teclear y teclear código lo haría. De hecho, ese es un problema en sí que entiendo y me gustaría resolver, pero seria mejor si pudiera dictar el código o sub-contratar la programación y dedicarme exclusivamente al diseño.

Al escribir en este blog, me apasiona ver cuando alguien descubre una nueva verdad sobre sí mismo, cuando aprende una nueva técnica, cuando dice “ah! ya entiendo!”. Pero por más que me apasiona ese resultado, es ineficiente y tedioso ir de persona en persona (al menos para mi), entonces prefiero escribir un artículo que ayude a miles de personas a la vez.

Creo que ese es el enfoque que te servirá para encontrar tu pasión. No se trata necesariamente de lo que haces, sino por qué lo haces. Al encontrar este tema (la razón) más fundamental, encontrarás que hay diferentes formas de enfocarlo en términos de profesión, empleo o tipo de negocio en particular.

Finalmente, recuerda que, a pesar de ser muy muy importante, encontrar tu pasión no es suficiente.

Cómo Crear Hábitos

Para terminar, quisiera mencionar algo importante: antes dije que debemos cambiar la idea de hacer cambios rápidos de personalidad (basados en técnicas y arreglos superficiales) y comenzar con cambios de carácter y de hábitos (de adentro hacia afuera).

Hace poco escribí un artículo sobre una técnica que, precisamente, toma nuestras motivaciones más fundamentales para provocar este tipo de cambios: Apalancamiento Financiero (parte I).

¿Qué le dirías a un amigo?

Ahora, a tí que estás leyendo este artículo quisiera pedirte un favor: ¿Qué recomendación le darías tú a José Ramón? ¿Has tenido alguna experiencia similar? ¿Qué harías en su lugar? ¿Que le dirías a un amigo que te pide un consejo?

¡Tu turno!

Preguntas de los Lectores #3 – Renunciar para Iniciar un Negocio

Hace unos días recibí el siguiente comentario por parte de César Estrada. Él es un diseñador industrial que tiene cierta frustración con su empleo.

Tengo 24 años, llevo año y medio en mi actual, no me pagan bien, ya que mi trabajo es importante para la empresa, me dan aumentos mínimos de sueldo, pero por “debajo del agua” manejo proyectos de millones de pesos y yo sigo recibiendo mis 1500 pesos semanales. Estoy harto de la situación, ya que no hay para donde crecer aquí, ya que los puestos grandes son para familiares de los dueños.

Vengo maquilando mi salida desde hace 5 meses, tengo un plan de negocios para hacer lo que me apasiona y tengo plan B y plan C por si no funciona.

Creo que a mi edad es ahora cuando tengo que arriesgarme, pero desgraciadamente no tengo capital.

Soy Diseñador Industrial, y quiero independizarme, poner mi taller/despacho, de diseño en general.

Me parece genial que alguien tome acciones sobre una situación que no le gusta.

Por lo general, si enfocas demasiada atención a lo que no te gusta de una situación, te encontrarás reforzándola en lugar de tomar las acciones necesarias para cambiarlas. Esto puede parecer ilógico pero es usual que suceda. ¿Por qué? Porque mientras más te enfocas en lo que NO quieres, más emociones negativas asocias a dichas situación. Y mientras más emociones negativas asocies, más difícil será poder concentrarte en ella y verla objetivamente para analizar tus opciones y actuar.

Sin embargo, el hecho de que César haya estado planificando su futuro por cinco meses es un buen indicador de que el cambio es una decisión consciente y no un deseo impulsivo.

Capital Inicial

Hay únicamente dos formas de financiar tu negocio: (1) con tu dinero y (2) con el dinero de alguien más.

La primera opción, requiere que comiences un fondo de ahorro especial para tu negocio. Debes establecer un monto específico al que quieres llegar para luego comenzar a invertir el dinero en el negocio en sí.

En la segunda opción, utilizarás algún tipo de crédito para financiarte. Puede ser tu crédito personal (tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas, etc.) o puede ser que tengas un socio capitalista que aporte el dinero necesario a cambio de una participación de la empresa o una posibilidad de “salida”, como vender sus acciones a alguien más para recuperar su dinero.

El plan de negocios, es la forma ideal de conocer cuánto capital inicial necesitas y cuánto puedes esperar obtener de ganancias en cierto período de tiempo.

Sin embargo, antes de lanzarte a conseguir financiamiento o utilizar tus ahorros en tu negocio, es importante que te preguntes…

¿Realmente Necesitas Capital Inicial?

Muchas personas ven el paso de empleados a empresarios, como el paso de una empresa a una segunda empresa, en donde la segunda empresa, les pertenece. Esto se ve reforzado por la experiencia laboral. Al trabajar durante algún tiempo dentro del ambiente corporativo comienzas a pensar que esa es la única (o la mejor) forma de hacer negocios. Por lo tanto, al lanzarse a hacer tus propios negocios buscas emular el mismo sistema en tu propia empresa.

Esto me pasó a mi cuando inicié mi primer negocio. Como he mencionado antes, teníamos TODO lo que una empresa podía necesitar, a excepción de clientes. Como empleado, estaba acostumbrado a enfocarme en la creación de sistemas para la empresa y di por sentado que existían los clientes. Un lujo que podía darme como empleado pero no como dueño de un negocio.

Aparte, existe una motivación extra para querer comenzar tu negocio como una empresa formal, establecida y con las estructuras que conoces como empleado: te da acceso a las grandes ligas.

Es una creencia común que si dices que “somos La Empresa Establecida, S.A.” tendrás mayor credibilidad que si dices “soy Fulanito de Tal”. Sin embargo, en muchos campos (y creo que aplica al Diseño Industrial que es el caso de César) hablan más las referencias y tu portafolio que el nombre o tamaño de tu organización.

Debes recordar que la forma de generar ingresos es proveer valor a la sociedad. El hecho de tener un taller o despacho no le genera valor a nadie. Es el hecho de vender tus DISEÑOS a otras personas lo que te proporcionará ingresos. Esto puede parecer demasiado obvio pero en realidad, el hacer la diferenciación, te da nuevos puntos de referencia. Por ejemplo:

  • Para iniciar un taller necesitarás una oficina, mobiliario, línea telefónica, Internet, equipo de oficina, etc.
  • Para iniciar a ofrecer tus diseños a tus clientes necesitas establecer contactos en la industria y dar a conocer tu trabajo, conseguir referencias a posibles clientes.

Para lo primero necesitas, como tu bien has dicho, capital. Para lo segundo necesitas darte a conocer —incluso a través de tu empleo— para lo cual no necesariamente necesitas capital, y de hecho, probablemente ya lo estés haciendo.

Así que el siguiente paso es que comiences a proveer valor con los recursos que ya tienes. Aprende a exprimir el jugo a lo que ya tienes para que cuando obtengas capital sea para potenciar tu negocio al siguiente nivel y no sólo para iniciarlo.

Hay muchas formas como podrías comenzar, hoy mismo, a proveer valor y aprovechar tus recursos en tu próximo negocio, incluso fuera de tu empleo:

  • Se voluntario en actividades de alguna asociación de tu industria.
  • Ofrece asesorías a amigos, familiares o PYMES a las que tengas acceso con la intención de que luego te recomienden a otras personas. Estas asesorías podrían ser de bajo costo o incluso gratuitas. Lo importante no es cuánto cobres sino que te conozcan.
  • Transmite conocimientos prácticos a estudiantes de tu carrera.
  • Si hay algún examen especial para profesionales de tu área que tú ya hayas aprobado, ayuda a otras personas a pasar el mismo examen con menor esfuerzo. Aprende lo que funciona y lo que no para prepararse para el examen y posiblemente puedas crear una guía de estudio que puedas vender. Esta podría ser una excelente adición a tu portafolio.

***

¿Tienes algún otro consejo para César? ¿Qué harías tu en su posición? De paso, si te interesa trabajar con un diseñador industrial, visita el portafolio de César Estrada.

Preguntas de los Lectores #1 – Carrera y Finanzas

Hace unos días me contactó Jesús Andrés, un lector originario de Pasto, Colombia que reside actualmente en Tlaxcala, México.

Jesús me contó acerca de su situación actual y me hizo algunas preguntas específicas. Él me dio autorización para responderle acá para que todos podamos aportar algo, así que aquí vamos! Este es el mensaje (lo edité un poco para ajustarlo al formato del blog, pero dejé todas las partes relevantes):

Desde mi infancia mis padres se preocuparon por darme lo necesario en sentido económico en la medida de sus posibilidades. Siempre estuve bajo sus alas protectoras pero durante todo ese tiempo no tuvieron, tal vez el tiempo o el conocimiento para enseñarme cómo es la vida real, cómo ganarme la vida, el valor del trabajo, etc. No los culpo, son unos padres maravillosos, pero ahora reconozco que me falta ese conocimiento.

Esta es una actitud muy constructiva, porque en lugar de culparlos —y usar eso como una excusa— tomas responsabilidad de tu vida. Te das cuenta de que, en primer lugar, si no te enseñaron algo no fue a propósito. En segundo lugar, eso no resta mérito a todo lo que han hecho con las mejores intenciones. Y por último, aceptas que hay algo que quieres aprender y haces lo que tengas que hacer para lograrlo.

Tengo una carrera como TSU en Electrónica y Automatización, y ahora estoy estudiando la Ingeniería en Electrónica y Telecomunicaciones, de la cual aún falta 1 ano 8 meses para concluirla. He trabajado en 2 empresas una fue una dependencia de gobierno y otra fue en la agencia Chrysler Motors, pero por cambio de administración y recorte de personal tuve que salir.

Actualmente trabajo de manera independiente dando soporte técnico y mantenimiento de equipo de cómputo a particulares. Con este trabajo apenas sale para la gasolina de mi carrito (necesario para el trabajo), la escuela y mis gastos personales. Cuento con 2 tarjetas  de crédito que solo uso en casos de emergencia, que es muy a menudo :-)

Pero trato de no sobrepasarme porque ya aprendí lo que eso significa.

La mayoría aprendemos por las malas, ¿cierto?

Mi consejo es que si ya sabes que a menudo tienes emergencias, entonces seguramente no son emergencias sino gastos previsibles. Me atrevo a suponer que muchas de las emergencias son debido a la fluctuación de tus ingresos (que son variables debido a que no eres empleado) En esa situación, lo mejor es que ahorres y formes un fondo para soportar esa fluctuación como describí en este artículo.

Sin embargo, como mencionaste que tus ingresos actuales apenas te alcanzan, entonces tu enfoque principal deberá ser en aumentar tus ingresos. Hablaremos un poco más de esto en un momento.

Soy soltero, pero quisiera formar una familia, lamentablemente en la situación en la que me encuentro me es imposible formar una familia y darles una buena calidad de vida.  En ocasiones me desanimo mucho pues parece que no encuentro la salida y pienso que no tengo la capacidad intelectual o la educación para enfrentar los retos de la vida.

Para ser honesto, yo no dudo que tengas la capacidad para lograrlo. De cualquier forma, es más importante tu actitud y tus hábitos que tu IQ en particular.

En cuanto a que no tengas educación, el simple hecho de que sepas que hay algo que necesitas aprender es recorrer la mitad del camino. Y me parece que tienes la disposición de aprender, así que ¡¡ánimos!!

¿Cree usted que debo terminar esa carrera o prepararme en otra área?

Déjame decirte que lo que yo crea en este caso es totalmente irrelevante. 😉

No se si querías escuchar otra cosa, pero esto sólo puedes responderlo tú. ¿Te gusta esa carrera? ¿La disfrutas? ¿Te sientes a gusto cuando te imaginas dentro de 5 años en esta industria? ¿Hay algo más que te gustaría hacer en lugar de estudiar esta carrera? ¿Podrías dedicarte a otra cosa —y vivir de ello— que te guste más o igual que esta carrera? ¿Hay alguna otra ocupación que te gustaría tener y que te podrías arrepentir después por no haberla seguido?

¿Cuales son las mejores herramientas para adquirir una buena educación financiera?

La mejor herramienta es probablemente tener confianza en ti mismo. Ningún otro recurso o herramienta puede sustituir esto. Te podrán servir, claro, pero no lograrás muchos resultados si no crees y tienes fe en que puedes lograrlo.

Por el lado contrario, la fe por sí sola, no es garantía tampoco.

¿De acuerdo a mi edad, financieramente hablando, que oportunidades tengo para desarrollarme y en qué áreas?

En este caso, déjame sugerirte que cambies el orden en el que atacas el problema.

Si te preguntas: ¿qué puedo hacer financieramente para desarrollarme y luego comenzar a sentirme bien/feliz/satisfecho? creo que estás buscando problemas.

Esta es la forma de pensar de la mayoría de personas, y como podrás notar a tu alrededor, la mayoría de personas no parecen sentirse siempre bien/felices/satisfechas. Aún cuando su situación financiera esté “arreglada”.

Por el contrario, si te preguntas: ¿qué puedo hacer para sentirme bien/feliz/satisfecho que al mismo tiempo pueda explotar financieramente? creo que estás buscando el éxito.

En otras palabras, puedes desarrollarte en cualquier área que tú quieras. Podría darte alguna típica recomendación vaga como “mantente en tu carrera relacionada con tecnología porque hay mucho  campo para eso”, pero creo que esa sería una razón equivocada para mentenerte en una carrera. Definitivamente la tecnología te ayudará en lo que sea que hagas, probablemente tengas que aprender mucho sobre tecnología pero no necesariamente necesitas una carrera universitaria para aprenderlo.  Termina tu carrera sólo si eso es lo que realmente quieres.

¿Y si aún no sabes qué es lo que realmente deseas? Sigue buscando. Prueba nuevas cosas. Como mencionaste que quisieras un empleo fijo, podrías buscar un empleo que no tenga nada que ver con tu profesión para exponerte a formas diferentes de pensas y desarrollar habilidades nuevas.

¿Y si sí es eso lo que quieres? Entonces ten confianza en ti mismo y éntrale con ganas. Yo tengo confianza en ti. 😉

###

¿Tienes alguna recomendación para Jesús? ¡Tú puedes ayudarnos con tu opinión! Y si tienes alguna pregunta que quieras que respondmos entre todos, dispara!